¿Qué Son Las Quemaduras Solares? ¿Cómo Prevenirlas y Tratarlas?

Las quemaduras solares son lesiones en la piel causadas por la exposición excesiva a la radiación ultravioleta (UV) del sol. Estas quemaduras ocurren cuando la piel se expone al sol durante períodos prolongados sin la protección adecuada, como protector solar o ropa protectora.

 

La prevención es fundamental para evitar las quemaduras solares. Estas son algunas de las medidas que puedes tomar para prevenirlas:

 

  • Limita la exposición al sol: Evita exponerte al sol durante las horas pico de radiación UV, que generalmente son entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Siempre busca sombra cuando sea posible. 

  • Usa protector solar: Aplica generosamente un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30 en todas las áreas expuestas de la piel. Reaplica cada dos horas o después de nadar o sudar en exceso. 

  • Cubre tu piel: Viste ropa de manga larga, pantalones largos y un sombrero de ala ancha para proteger tu piel del sol. También considera usar gafas de sol para proteger tus ojos. 

  • Evita las camas de bronceado: Las camas de bronceado emiten radiación UV dañina y aumentan el riesgo de quemaduras solares y cáncer de piel. Es mejor evitarlas por completo.

 

En caso de quemaduras solares, estos son algunos consejos para tratarlas:

 

  • Refréscate: Toma un baño o una ducha fresca para aliviar la sensación de calor en la piel. 

  • Hidratación: Aplica una loción o gel hidratante suave sin fragancias en la piel afectada para ayudar a aliviar la sequedad y la incomodidad. 

  • Medicamentos de venta libre: Puedes tomar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofén, para aliviar el dolor y la inflamación. Sin embargo, sigue las instrucciones y consulta a un médico si es necesario. 

  • Evita más exposición al sol: Mantén la piel afectada cubierta y evita la exposición adicional al sol hasta que la quemadura se haya curado por completo.

 

Si experimentas una quemadura solar grave, con ampollas, dolor intenso o fiebre, es recomendable que busques atención médica. ¡Sólo un médico podrá evaluar y tratar adecuadamente la quemadura!

 

Por último, recuerda que la prevención es la clave para evitar quemaduras solares. Además, debes estar atento a los cambios en la piel y consultar a un dermatólogo si notas alguna lesión sospechosa o cambios en las pecas o manchas.

 

¿Tienes a mano el protector solar que más te conviene? ¡Nosotros te ayudamos a encontrarla! ¡Consúltanos y te asesoraremos! :)